Actualmente, ya nadie puede negar que la formación online o e-learning se ha convertido en un tipo de educación muy válido para incrementar o reforzar la formación. Aunque, es obvio que la educación online y la presencial tienen algunas singularidades a tomar en cuenta.

Este método educativo es crucial cuando existe distancia entre el estudiante y el centro de formación. Sin embargo, primero debemos tener en cuenta una serie de elementos que hay que aplicar para que esta lejanía no sea un impedimento para el aprendizaje. El profesorado debe seguir unas pautas para obtener los resultados deseados y facilitar la educación de los alumnos.

1. Brindar materia de calidad.

Este primer paso es crucial, todo profesor debería tener ya aplicado. El pilar clave de la educación online se basa en el contenido que se le proporciona a los alumnos.

El temario y la materia deben cumplir las expectativas de los alumnos. Estos también deben de tener claro que la formación por Internet tiene sus singularidades y que deben estar dispuestos a realizar su mejor esfuerzo para que el curso funcione correctamente.

2. Una plataforma de enseñanza on-line.

Es cierto que cualquier persona puede ofrecer enseñanzas con un simple blog, pero no siempre es la mejor opción. Un sitio web especializado en educación online recopila y ofrece todo el temario y recursos necesarios que necesite el estudiante, solucionando así el problema que implica la distancia en la formación a distancia.

Gracias los avances tecnológico, se pueden crear plataformas que faciliten un intercambio de información bidireccional entre alumnos y profesores.

3. Actividades adaptadas a las metas finales.

Existen muchas plataformas de educación online que proporcionan a los usuarios herramientas como autocorrectores, foros de debates, videoconferencias,…

Uno de los problemas de la formación on-line es que hay muchas distracciones para los alumnos, Facebook, Twitter, YouTube,… están tan sólo a un simple click. Por eso el contenido, además de calidad, debe ser atractivo y divertido.

Las actividades que impliquen la consecución de objetivos, motivará a los alumnos a seguir el curso hasta el final, aumentando la participación.

4. Hacer partícipes a los alumnos en el proceso de educación.

Uno de los mayores desafíos que se encuentran los centros de formación online es lograr que los estudiantes se sientan dentro de todo el proceso y de la organización.

El profesor, formador y todo el personal debe encontrar la forma de motivar e involucrar a los alumnos en los cursos para que haya cooperación entre todos los miembros y mejore el proceso de enseñanza. Lo bueno es que, hoy en día, en Internet encontramos miles de soluciones y ofrecen servicios para compartir información y datos de forma colaborativa.

5. No sólo una formación en línea.

La enseñanza y la pedagogía son los pilares básicos de la formación a distancia, es cierto. Pero hoy en día, para ofrecer una buena educación online hacen falta otros elementos que mejoren la navegación y la experiencia del usuario, y faciliten la accesibilidad y la comunicación. Más allá del conocimiento que tienen que dar a sus alumnos, es indispensable que estén accesibles para ellos. Por lo que hay que eliminar las barreras de la distancia para integrar a los estudiantes.

La organización de una plataforma de enseñanza online puede resultar una tarea compleja, hay que distinguir entre cientos de alumnos, profesores, diferentes cursos e incluso idiomas. Una buena solución para mejorar todos estos procesos y ofrecer una buena atención al usuario para que se sienta partícipe de la organización, es configurar una centralita telefónica para todas las llamadas que se reciban. Algunas de las funcionalidades que se pueden aplicar son: menú de opciones (para hablar con el departamento pertinente, ya sea admisión, matriculación, profesorado, seleccionar idioma,…), establecer horarios de atención al público con locuciones personalizadas, buzón de voz (se transcribirá y recibirá el mensaje por email),… además, gracias a la tecnología WebRTC se pueden hacer y recibir llamadas desde cualquier dispositivo (ordenador, tablet y móvil, sin necesidad de instalaciones ni inversiones). Por ejemplo, si un alumno quiere hablar con un profesor que no se encuentra disponible, navegando por los menús de opciones (pulse X para departamento de profesorado, pulse X para hablar con X,…) podrá dejarle una nota de voz en el buzón de voz que se mandará automáticamente por correo electrónico al formador en concreto.

Aunque si tu volumen de alumnos es aún mayor, la mejor solución es un Call Center Software, automatizando muchos de estos procesos y gestiones, aumentando la productividad y mejorando la eficacia de los trabajadores del centro de formación.

La educación online es la mejor opción para personas que quieran aumentar sus conocimientos pero no puedan ir a ningún curso presencial por razones de horario o de presupuesto. Esta es una oportunidad única para convertir estos obstáculos en razones a su favor.

Biografía: Ana López, Directora del Departamento de Marketing y Comunicación de la empresa  www.fonvirtual.com. Especializada en el comercio digital y en el marketing por Internet, intervengo a menudo en otros blogs y llevo a cabo actividades de consultoría para grandes grupos.